La deforestación seca el Amazonas

El río más caudaloso del mundo se seca. Y los habitantes que de él se abastecen empiezan a sufrir las consecuencias en sus carnes. En Iquitos, ciudad peruana a donde sólo se puede llegar por el río o por aire, los precios de los alimentos y productos de primera necesidad suben como la espuma. Si las mercancías que se transportan por vía fluvial tardan más en llegar, la escasez incrementa lo que hay que pagar por ellas.

Los iqueños buscan explicaciones cuando en el cauce del río apenas ven agua. Los biólogos tienen la respuesta. “Es consecuncia de la deforestación salvaje y la minería informal”, afirman. Está claro. Si los bosques han sido eliminados no sube humedad a la atmósfera, y por lo tanto, no llueve.

Hay quien señala incluso que pueden darse los primeros refugiados climáticos si no se detiene la deforestación.

Anuncios

Acerca de maderajusta

Madera Justa es una campaña de COPADE Comercio Para el Desarrollo y FSC España que promueve el consumo responsable de productos forestales con el sello FSC y de productos de Comercio Justo.
Esta entrada fue publicada en cambio climático, denuncia, medio ambiente. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s